Foto: Luis Miguel Fernández, presidente de Termocandelaria.

A los cuatro años de haber sido intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (Superservicios), Termocandelaria es hoy una de las centrales térmicas que registra buenos resultados financieros y operacionales.

En diálogo con Portafolio, Luis Miguel Fernández, presidente de Termocandelaria Power Limited, explicó la tarea que realizaron para ordenar la casa y llegar a ser uno de los protagonistas en la pasada subasta de energía del Cargo por Confiabilidad.

Afirmó que además de continuar con la optimización de la planta térmica desde el punto de vista financiero y operacional, comenzarán la exploración para el desarrollo de un proyecto de una granja solar para la generación de energía renovable.

¿Cómo llegó la Superservicios a la intervención?

En el 2015 comienza a desacoplarse el precio internacional del fuel oil y del diésel a lo que se suma la llegada del fenómeno de ‘El Niño’. La causa fue que el Precio de Escasez termina siendo muy inferior al costo variable de operación en la central.
Esto ocasionó una situación de insolvencia financiera que genera la intervención de la Superservicios.

Y, ¿otras consecuencias económicas?

El mecanismo del Cargo por Confiabilidad establece que las obligaciones se cumplen en energía o dinero. Si un complejo no entrega la energía comprometida al sistema hay un mecanismo que se llama desviación en el Cargo por Confiabilidad, en el cual otros generadores entregan esa energía, pero el sistema le cobra a quien originalmente debía entregar esa energía.

¿Cómo atendieron las obligaciones?

En medio de la situación por el fenómeno de ‘El Niño’ del 2015 y 2016, Termocandelaria no salió avante.

Además de pagar el 100% de la energía que otros generadores aportaron al sistema para cubrir la que no entregamos y cuyo monto ascendió a más de $175.000 millones, deuda cubierta en su totalidad, fue sancionada por la Superservicios con una multa de $35.400 millones, también saldada totalmente.

Durante la intervención, la compañía no recibió remuneración del Cargo por Confiabilidad por diez meses, lo que significó que a su caja no llegaran más de $90.000 millones. La situación le reportó un costo total cercano a los $300.000 millones. Esto equivale a casi a tres años de ingresos del Cargo por Confiabilidad. Este déficit fue asumido completamente por Termocandelaria. Todas las acreencias fueron terminadas de cancelar el pasado 31 de enero.

¿Cómo están respaldado hoy la energía en firme?

Al finalizar la intervención de la Superservicios y viendo el déficit de gas natural que se estaba presentando, junto con Tebsa y zona franca de Celsia impulsamos una solución de abastecimiento de este combustible a largo plazo para estas tres plantas, lo que derivó en el desarrollo de la planta regasificadora de Gas Natural Licuado en Barú.

Hoy podemos respaldar la energía en firme con gas natural. Tenemos contratado el 23,5% del total de la capacidad por un período de 10 años. Además, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) corrigió la inconsistencia regulatoria en el Precio de Escasez. Esto nos permite garantizar que se cubra el costo variable de la planta para entregar la energía que se requiere al sistema.

La regasificadora de Barú les permite respaldar la oferta...

Los recursos térmicos son fundamentales para que el país pueda atender adecuadamente la demanda de energía cuando se presentan intensos veranos como el fenómeno de ‘El Niño’, en donde las centrales hidroeléctricas están limitadas en su capacidad de generación.

Gracias al activo de la regasificadora de Barú, tenemos una ventaja competitiva frente a otras plantas térmicas. Además, la ubicación cerca a esta planta, le permite al complejo ser una central de generación clave para el sistema.

¿Cómo están desarrollando la operación este año?

Al ser Termocandelaria una planta de ciclo abierto o combinado, le permite ganar en eficiencia y en potencia. Hoy es una de las plantas más competitivas del país, con una mejora en eficiencia del 32%. Y una expansión en capacidad del 80%.

Seguiremos atendiendo los despachos diarios en la región de la costa Caribe asociados a las necesidades de generación. En este momento estamos en la etapa de desarrollo en firme del proyecto del cierre de ciclo, luego del resultado de la subasta del Cargo por Confiabilidad.

¿Y en adelante?

Después del cierre de ciclo, con la licencia ambiental aprobada, garantizada la confiabilidad en la conexión y asegurado el abastecimiento de combustible, gracias a la planta de regasificación, cubriremos la oferta de energía firme a menores costos para responder satisfactoriamente la demanda nacional.

Seguiremos con los planes de repotencialización de la infraestructura que permitirán mejorar su eficiencia, lo que se traduce en el menor costo variable de producción, para expandir su capacidad instalada significativamente. Esto, a partir de una estructura que ya existe.

¿A mediano y largo plazo cómo proyectan la operación?

A mediano plazo comenzaremos a explorar la posibilidad de desarrollar proyectos de generación renovable. Es una necesidad a la que Termocandelaria tiene que responder. Todas las condiciones están dadas en el país para desarrollar estos proyectos de generación de energía no convencional. Participaremos en la política de transición energética que adelanta el Gobierno Nacional.

La generación térmica a gas natural será un actor relevante dentro del sistema de generación y será también fundamental para la expansión de renovables ya que ante la intermitencia que tienen estas fuentes, se cumpla el principio de complementariedad energética. Contribuiremos a la expansión de las energías renovables dentro de la matriz de generación.

¿Cuál es el proyecto de energía renovable que evalúan?

La prioridad es el cierre de ciclo. Paralelamente estaremos explorando alternativas de expansión en la que tendremos en cuenta las fuentes renovables. En el proyecto de ensanche también se tendrá en cuenta a Termobarranquilla, en la cual tenemos una participación del 57%. La inversión para la ampliación de Termocandelaria será cercana a los US$200 millones. Es un proyecto que va a generar en su etapa de construcción cerca de 800 empleos.

En el tema de renovables contemplamos el montaje de una planta solar. Sin embargo, es prematuro hablar del tema, y no es pertinente en este momento explicar en detalle la iniciativa. Estamos evaluando muchas opciones. Hay varias alternativas sobre la mesa. Estudiaremos a fondo la más adecuada, y que se acople a las plantas térmicas.

 

Fuente: Portafolio

Para descargar el comunicado, por favor hacer clic acá