Gracias a los beneficios ambientales, técnicos y económicos que ofrece el gas natural vehicular (GNV), cerca de 150 tractocamiones y más de 1.000 buses 100% a gas natural ruedan por las carreteras del país, ofreciéndoles a sus operadores diversas ventajas, entre las que destacan economía en el combustible, óptimo desempeño técnico y una importante contribución al ambiente.

Esto es posible gracias a que el GNV ha ganado un importante terreno entre los transportadores nacionales en el transcurso de los últimos años, yendo más allá del tradicional mercado de los taxis y los vehículos livianos o particulares, un segmento en el que, vale la pena mencionar, actualmente son más de 250.000 los automotores convertidos que circulan en Colombia, de acuerdo con cifras entregadas por el Gobierno nacional.

Fuente: El Tiempo

Para leer la columna, por favor hacer clic acá