Foto: El Heraldo

De los 22 proyectos que se presentaron en la subasta de energía de contratos de largo plazo abierta por el Gobierno para aumentar la capacidad instalada en fuentes no convencionales de energías renovables en el país, 15 se encuentran en la Costa Caribe.

La ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, aseguró que entre los proyectos que se van a precalificar hay 8 en Atlántico, 4 en La Guajira, 2 en Cesar y 1 en Córdoba.

Las ofertas recibidas representan una capacidad instalada de 1.500 megavatios. Esta capacidad representa inversiones en el sector por unos USD1.500 millones, es decir entre $4 y $6 billones entre el 2019 y el 2022.

“La Costa Caribe debe saber el gran potencial que tiene, los vientos de La Guajira son el doble del promedio de los vientos mundiales y eso le va a dar un potencial de generación eólico muy importante”, sostuvo la ministra.

También destacó el potencial que hay para la generación solar en la región Caribe.

“Estos proyectos generan inversión, empleo y nuevas oportunidades para desarrollar negocios y emprendimientos alrededor de estas energías”, agregó.

Los proyectos que se están lanzando deben entrar en 2021 y marcan el inicio del programa de transformación energética que desarrolla el Ministerio de Minas y Energía.

Actualmente, el 70% de la energía eléctrica en Colombia proviene de fuentes hídricas, 20% de gas y combustibles líquidos, 8% de carbón y 2% de fuentes no convencionales de energías renovables, con la subasta se espera elevar este porcentaje en al menos un 8%.

De acuerdo con la ministra, a partir del crecimiento de la generación con energías renovables, como sol y viento, se abren nuevas oportunidades para la región.

La ministra se reunió ayer con el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, y con representantes de la seccional de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) para analizar el potencial de la región y las nuevas oportunidades de negocio e inversiones.

Los criterios de evaluación que se tendrán en cuenta en la subasta que se realizará el 26 de febrero son resiliencia, complementariedad de los recursos, seguridad energética regional y reducción de emisiones de CO2. En esta participan proyectos de generación de energía cuya fecha inicial de operación es posterior al 31 de diciembre de 2017.

 

Fuente: El Heraldo

Para descargar el comunicado, por favor hacer clic acá