Luego de la fuerte caída que tuvo en abril, del orden del 60 por ciento, el consumo de combustibles en el país, con excepción de la aviación, mostró en mayo una reacción que se convierte en una señal adicional de reactivación para la economía tras el freno obligado para contener la expansión de la pandemia del coronavirus.

Así lo mostró el balance realizado por la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), que muestra que la disminución más fuerte se registró en la demanda del combustible de aviación (Jet A1), con una caída del 90 por ciento, como consecuencia del cierre de fronteras y de la restricción de vuelos nacionales, que llevó a la parálisis de la aviación comercial.

Sin embargo, en abril también se había presentado una reducción hasta del 70 por ciento en el consumo de gasolina, y del 50 por ciento en las mezclas diésel-biodiésel, de acuerdo con el informe ‘Impactos del covid-19 en el mercado de combustibles líquidos y perspectivas de recuperación 2020’. 

Pero tras el fuerte impacto del primer mes completo de aislamiento, el informe señala que a partir de mayo el consumo empezó a recuperarse y la demanda de gasolina y diésel-biodiésel se incrementó en 40 por ciento durante ese mes, producto de la apertura de algunas actividades de manufactura y comercio, principalmente, avaladas por el Gobierno para retornar a sus labores.

“El sector de combustibles representa el 1 por ciento del PIB nacional y es el que mueve a Colombia, suministrándole los combustibles que necesita para la movilización de personas, transporte de mercancías, el funcionamiento de industrias, la agricultura, entre otros, por eso vemos con optimismo estas señales de recuperación registradas y los pronósticos para lo que queda del año, pues asimismo es una señal de que nuestra economía da pasos en el inicio de su reactivación”, señaló Francisco José Lloreda, al mostrar su optimismo, ya que se trata de una señal de que la economía da pasos en el inicio de su reactivación.

Recuperación total, en diciembre

De acuerdo con el informe, en el caso de la gasolina, se prevé que para cierre del año podría alcanzar un consumo similar al registrado durante el 2019.

Por su parte, las mezclas de diésel-biodiésel estarían en niveles cercanos al año anterior, sujeto a la reactivación económica; y, finalmente, en el combustible de aviación la proyección es una recuperación del consumo a partir de julio, aunque no a los mismos niveles de 2019, a medida que se vayan eliminando las restricciones a vuelos domésticos e internacionales.

“Si bien no creceremos en consumo y posiblemente no regresemos en el corto plazo a los niveles registrados antes de la pandemia, la demanda de combustibles es una buena señal de la dinámica económica, por lo que esperamos que a medida que se vayan reactivando más sectores productivos, esta continúe recuperándose. Este sector, al igual que otros renglones de nuestra economía, espera continuar aportándole al país en la coyuntura y en un escenario poscovid”, puntualizó el dirigente gremial.

Gas natural al alza

De otra parte, la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC) informó este jueves que también se presentó un incremento semanal en el consumo de gas natural en el país.

De acuerdo con las cifras de operación diaria suministradas por los participantes del mercado de gas natural, durante la semana del 25 al 31 de mayo, el suministro de gas natural entregado a usuarios finales fue 15 por ciento superior al que se registró la semana inmediatamente anterior.

Los segmentos que aumentaron su consumo fueron: el térmico, con 36 por ciento; y el de refinerías, con 23 por ciento. Entre tanto, de acuerdo con la bolsa, los demás segmentos se mantuvieron prácticamente constantes con cambios marginales.

Durante la semana de referencia, se resalta el continuo crecimiento en el consumo de gas de las compresoras que es utilizado por los sistemas de transporte.

Los sectores residencial, comercial, industrial y de gas natural vehicular mantuvieron un consumo constante, mientras que el sector térmico ha impulsado una mayor inyección de gas natural para atender la generación eléctrica de ese mercado.

Mientras tanto, las refinerías también aumentaron su consumo respecto de la semana inmediatamente anterior, según la información suministrada por el Gestor del Mercado de gas.

Fuente: El Tiempo

Para leer la columna, por favor hacer clic acá