A través de un comunicado Ecopetrol explicó que las labores en la planta de gas de Sardinata fueron suspendidas por la instalación de una válvula ilícita para la transferencia del hidrocarburo en zona rural del municipio de Tibú.

Con el fin de proteger la seguridad de los trabajadores de la planta y también de la sociedad en esa zona al norte del departamento, al ambiente, se llegó a la conclusión que era necesario suspender el suministro de 400 mil pies cúbicos diarios de gas natural.

La situación compromete también las labores de algunas empresas comercializadoras del combustible en Cúcuta y en Tibú.

Al momento no se ha podido realizar el arreglo del daño. La cuadrilla de Ecopetrol que se dirigía a la zona no pudo ingresar al sector, donde un grupo de más de 30 personas en el barrio San Eduardo del corregimiento de Campo Dos impidió el paso de los profesionales.

Fuente: Caracol Radio

Para leer la columna, por favor hacer clic acá